Calibrador automático de presión portátil que simplifica la calibración de presión


El calibrador automático de presión Fluke 729 se ha especialmente diseñado teniendo en cuenta a los técnicos de procesos para simplificar el proceso de calibración de la presión y proporcionar unos resultados de las pruebas de forma más rápida y precisa. Los técnicos son conscientes de que la calibración de la presión puede ser una tarea que lleva su tiempo, pero el 729 hace que sea más fácil que nunca al incorporar una bomba eléctrica interna que proporciona la generación y regulación automática de la presión en un equipo portátil, resistente y fácil de usar.


El 729 es un calibrador de presión portátil ideal que le permite escribir de forma sencilla un valor de presión objetivo y el calibrador bombeará automáticamente hasta alcanzar el punto establecido.


A continuación el control de ajuste preciso interno estabiliza automáticamente la presión en el valor solicitado.


El Fluke 729 también puede comprobar automáticamente varios puntos de la prueba de presión y documentar automáticamente los resultados. La calibración consiste tan solo en escribir la presión inicial y final, el número de puntos de prueba y el nivel de tolerancia. El 729 se encarga del resto.


Las funciones de comunicación HART incorporadas permiten realizar ajustes de mA del transmisor HART, la configuración HART básica y ofrecen la capacidad de ajustar a los valores aplicados del 0% y 100%.


Cargue y gestione los resultados de calibración documentados con el software de gestión de calibración DPCTrack2™ para facilitar la gestión de su instrumentación, generar pruebas e informes programados y gestionar los datos de calibración. Con tres rangos para elegir, 30 psi (2 bar, 200 kPa), 150 psi (10 bar, 1 MPa) y 300 psi (20 bar, 2 MPa), los calibradores automáticos de presión Fluke 729 están diseñados para utilizarse cuándo y dónde se necesite.


Características Fluke 729:

•Bombea automáticamente hasta el punto de ajuste deseado.

•Estabiliza automáticamente la presión al valor solicitado.

•Elimina la necesidad de bombear a mano y los ajustes manuales.

•Reduce el tiempo de calibración.

•Ofrece resultados más exactos y repetibles.